3/10/10

Notas sobre la Catarsis


Desde la aparición del escrito más antiguo sobre el teatro, la Poética de Aristóteles, el término Catarsis estuvo asociado exclusivamente a la tragedia: su propósito era  purificar las pasiones humanas a partir de la yuxtaposición de dos sentimientos contrastantes hacia el héroe: la conmiseración y el horror. La muerte de la tragedia –que Steiner diagnostica cuando el teatro adquiere conciencia ideológica–, supondría por tanto la desaparición de la experiencia catártica de los escenarios. Hasta aquí podemos seguir la formulación como una evolución lineal de los preceptos fundacionales. No obstante, ahora que Jorge Dubatti ha propuesto una "reconsideración ontológica del teatro como acontecimiento y zona de experiencia, superadora de los conceptos de 'teatro de la representación' y 'teatro de la presentación'"(1), cabría preguntarse si términos como éste no estarían sujetos también a una reconsideración. En abono de esta inquietud podemos hablar de la mención de la catarsis en escritos anteriores a la Poética, relacionados estos con la medicina y los humores del cuerpo. Todo lo anterior nos plantea elaborar algunas notas que, tal vez, inviten a preguntar sobre la inserción que la catarsis puede tener en el teatro contemporáneo. Serán notas sueltas, asociaciones libres, si se quiere, reseñas de otros autores, que en conjunto pretenden abrir el tema a discusión.


Dubatti, Jorge, Filosofía del teatro I, Buenos Aires, Ed Atuel, 2007, p. 5