5/2/10

Verdad-Mentira


Al hablar de El Color del Cristal comenté que la obra se basó en la instalación VERDAD-MENTIRA, de José Miguel González Casanova. Según entiendo, su pieza surgió a partir de un ejercicio intelectual que  consistió en buscar el sinónimo más cercano a la palabra "mentira", y así subsecuentemente hasta llegar, después de 64 sinónimos, a "verdad". Compruébenlo aquí mismo –o abran su propio diccionario– y llegarán a la conclusión de que "mentira" y "verdad" son sinónimos. También hay otras simetrías que se aprecian: a 15 palabras de "mentira" encontramos "ingenio", mientras que a 15 de "verdad" se encuentra "caos". Pero justo en medio, como un soporte rocoso, se encuentra "institución, y apenas a un lado –vigilante– la palabra "ley": la institución, vigilada por la ley, determina el equilibrio entre la verdad y la mentira. Esta es sólo una de las interpretaciones para este tablero de palabras. Particularmente me divierte encontrar que equidistantes 18 palabras de "verdad" y "mentira" se encuentran "imaginación" y "subversión"., y aún más, resulta que justo partiendo el tablero en cuatro cuartos están "gracia" y "confusión", y así...




Mentira - falsedad - superchería - estafa - fraude - simulación -simulacro - maniobra - manipulación - manejo - uso - utilidad - beneficio - bien - favor - gracia - donaire - ingenio - inteligencia - imaginación - idea - concepto - conocimiento - conciencia - alma - espíritu - principio - base - ley - estatuto - establecimiento - institución - creación - construcción - edificación - obra - trabajo - faena - ocupación - actividad - movimiento - cambio - vuelta - inversión - subversión - desorden - caos - confusión - bulla - ruido - alboroto - disturbio - contienda - cuestión - pregunta - duda - sospecha - suposición - fe - certidumbre - certeza - verdad.
Otro aspecto que apenas se observa al acercarnos en detalle es que cada palabra está hecha con tipos de imprenta unidos con chicle, lo que acentúa la relación subjetiva de la verdad y la mentira con el acto del habla.  

Lo que no me explica la obra es por qué las palabras están al revés. ¿Otra vuelta a la tuerca?