29/7/10

FB. El fin de la amistad


FB. El Fin de la Amistad fue una acción diseñada para realizarse a través de la red social Facebook y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo MUAC, dentro de la expo titulada Jardín de Academus. Dos semanas antes anuncié la acción a través de una carta enviada a cada uno de mis 2705 amigos bajo el título: 




A partir de ese momento se activó una reacción espontánea que acumuló hasta el día de la Acción en el museo más de 600 mensajes que constituyen una reflexión colectiva en torno al tema. 

El día señalado para el “fin” de la amistad, realicé una transmisión de ocho horas contínuas desde esta sala del MUAC; mi página de perfil en Facebook se proyectó sobre el muro mientras yo me despedía y borraba a 1731 amigos

La Acción fue seguida por un puñado de asistentes al museo y por cientos de usuarios de la red que participaron desde sus computadoras con más de 500 comentarios en directo. El diálogo espontáneo, humoristico y por momentos catártico que la acción generó constituye uno de los registros de la pieza. Aquí hay apenas unos cuantos testimonios (si no alcanzan a leerlos hagan "clic" en la imagen): 




La segunda parte se llevó a cabo una semana después; para el efecto se pidió la donación de objetos fetiche que permitieran levantar una Ofrenda a la Amistad. Sintomáticamente, fueron apenas una veintena de personas las que rompieron la virtualidad y asistieron al museo para entregar su ofrenda mientras, en la sala, se grababa el videoclip “With a little help te borraré de mi feis”, a cargo de Los Guadaloop. 


Hay que agradecer a todos aquellos que lograron arrancarse de su computadora para asistir al museo y contribuir con su donación a la pieza: Manuel Zavala y Alonso, Luis Escárcega, Martín Acosta, Pilar Padilla, Pako Reyes, Zaría Abreu, Regina Flores, Alejandro González M., Rodolfo Nevares, Augusto Valdés, José Miguel González Casanova (curador del Jardín de Academus), Anilú Pardo, Iván Enríquez y algunos más que se fueron sumando por su cuenta. 


























El objetivo fue aprovechar la irrupción avasallante de las redes sociales y la modificación súbita de nuestros habitos relacionales para lanzar una provocación lúdica que problematice las estrategias usadas para el cultuvo de la ciberamistad. 






Esta experiencia debería concluir con una más amplia reflexión sobre el tema, pero eso me lo guardaré para una entrada futura. Por lo pronto los dejo con el testimonio gráfico de una intensa prueba de amistad y de acción colectiva. 



México DF, junio 2-9 de 2010.