23/7/11

El banquero anarquista (No Cover 3)

Relato pirateado a Fernando Pessoa.
La Real y la Copia marcan muy lentamente el ritmo detrás de King Creole.
KING CREOLE  
Y hablando de esas cosas, ¿conocen a un banquero que se diga de izquierda? Yo conozco un banquero anarquista. Activista radical, sí, aunque parezca imposible. Un hombre como nosotros; un chico del barrio que tuvo que trabajar para salir adelante. Pero el nuestro es un hombre inteligente que desde joven comprendió la enorme injusticia del mundo. La última vez que lo vi me explicó por qué él era el autentico prototipo del anarquista, no como esos pseudo militantes que vociferan en las manifestaciones altermundistas. Las injusticias de la naturaleza –me dijo–, no las podemos evitar
LA REAL Y LA COPIA: 
que uno sea bello y otro no, que uno tenga talento y otro no, que uno sea inteligente y otro no, vaya y pase.
KING CREOLE  
Pero las injusticias de la sociedad y sus convenciones, ¿por qué no las podemos evitar? Nuestro amigo no admite a un superior que lo sea por cualidades no existentes al nacer: riqueza, posición social, facilidades. Y así nació su anarquismo
LA REAL  LA COPIA 
¿Pero por qué no socialista, o cualquier otra cosa menos radical?
KING CREOLE  
Ah, porque, según él, el verdadero mal son las ficciones sociales superpuestas a las realidades naturales; desde la familia al dinero, la religión el Estado: todo.
LA REAL Y LA COPIA  
Uno no nace para ser marido ni rico ni pobre, como tampoco nace para católico, protestante o portugués.
KING CREOLE  
Uno es todas esas cosas en virtud de las ficciones sociales.
LA REAL Y LA COPIA 
¿Y por qué las ficciones sociales son malas?
KING CREOLE  
Porque son ficciones, porque no son naturales. Tan malo es el dinero como el Estado, la organización de la familia como las religiones. Pero si en vez de éstas hubiera otras convenciones, serían igualmente nefastas, pues también serían ficciones y se sobrepondrían a las realidades naturales. Así que emplear todo nuestro esfuerzo para implantar una ficción social en lugar de otra es un absurdo, es criminal; es producir una perturbación social para que todo quede exactamente como está. Entonces, ¿para qué dedicar nuestro esfuerzo a sustituir unas ficciones por otras, si podemos dedicarlo a la supresión de todas?…
LA REAL Y LA COPIA  
Y así, con este razonamiento, nuestro personaje se hizo anarquista y se unió a otros anarquistas.
KING CREOLE  
En aquel tiempo era todavía joven y con sus compañeros razonaba que no había otra forma de llegar a la sociedad libre de ficciones que imponiéndola a los demás. Y para imponerla había que crear una dictadura revolucionaria. 
LA REAL 
¿qué es lo que más desea el anarquista?
LA COPIA 
Libertad.
LA REAL 
¿Qué es lo que más desea el anarquista?
LA COPIA 
Libertad.
KING CREOLE
Libertad para él y para los demás. En aras de ese ideal había que poner manos a la obra, destruir las ficciones sociales que obstaculizan la libertad. Formaron entonces una célula de acción y durante semanas trabajaron por el ideal anarquista sorteando grandes dificultades y hasta persecuciones. Pero al cabo de unos meses nuestro hombre comenzó a observar una complicación preocupante, la más seria de todas: la célula estaba creando…, tiranía.
LA REAL 
¡¿Tiranía?!
LA COPIA 
Sí, tiranía.
KING CREOLE 
Unos se imponían a otros y los arrastraban hacia donde ellos querían. No es que hicieran cosas graves; pero el hecho es que sucedía. Mientras unos marchaban insensiblemente hacia la jefatura, otros lo hacían hacia la subordinación. Lo curioso es que tanto en la imposición como en la subordinación había algo, digamos, espontáneo, instintivo...
LA REAL 
Pero, ¿qué tiene de raro? Eso es lo más natural.
LA COPIA 
Sí… y no.
KING CREOLE
Eso es lo opuesto de la doctrina anarquista. Es decir: esto ocurría en un grupo reducido de gente sincera, unido, establecido expresamente para trabajar por la causa de la libertad. Pero traslademos el caso a un grupo mucho mayor, más influyente, dedicado a tomar decisiones de carácter fundamental. ¡Uf, qué responsabilidad!…. Sus propósitos eran buenos; las doctrinas parecían verdaderas;
LA COPIA 
¿será que estarían equivocados los procedimientos?
KING CREOLE  
Nuestro personaje casi enloqueció pensando en ello. Pero un día, de pronto, encontró la solución como por arte de magia... Todos seguirían trabajando para el mismo fin, pero separados.
LA REAL 
¿Separados?
KING CREOLE 
Sí. Al trabajar todos para el mismo fin anarquista cada uno contribuye a la abolición de las ficciones sociales. Y trabajando separados no pueden generar tiranía nueva; sólo así dejarían de ser traidores involuntarios de su propia causa. Alcanzarían de esta manera el verdadero procedimiento de acción anarquista.
LA COPIA 
Además, aprenderían a confiar en sí mismos y eso, de por sí, los haría más y más libres. 
KING CREOLE 
Radiante con el descubrimiento, nuestro personaje fue a exponérselo a sus camaradas... Estaba tan ufano con él que esperaba contar con su acuerdo incondicional...
LA REAL 
Pero de ninguna manera.
KING CREOLE 
Con las cejas levantadas le objetaron todo.
LA COPIA 
Unos más, otros menos, ¡pero todos protestaron!
KING CREOLE 
¡Que no era eso! ¡Que eso no podía ser!
LA COPIA 
Pero nadie decía qué es lo que era o debía ser...
KING CREOLE  
En ese momento nuestro amigo descubrió con qué clase de brutos y cobardes se estaba metiendo. Aquella era una pandilla de indeseables nacidos para la esclavitud. Querían ser anarquistas a costa de los demás. Querían conseguir la libertad, siempre y cuando se la proporcionaran otros. Después de salir expulsado de esa reunión, nuestro amigo estuvo a punto de perder sus creencias anarquistas; a punto de arrojarlo todo por la borda. Pero al cabo de unos días de expiación, pensó que el ideal anarquista estaba por encima de aversiones o incompatibilidades.  “¿No querían ellos ser verdaderos anarquistas? –se repetía–, ¡Entonces lo seré yo! El verdadero anarquismo establece que cada uno tiene que crear libertad y combatir las ficciones sociales con sus propias fuerzas. Pues yo, con mis propias fuerzas, voy a crear libertad y combatir las ficciones sociales. ¿Nadie quería acompañarme en el verdadero camino de la anarquía? Avanzaré yo solo con mis propios recursos”…
LA REAL 
¿Pero qué iba a hacer?
KING CREOLE 
Trabajar en solitario, con el fin de no crear ninguna forma de tiranía.
LA COPIA 
¿Y cómo pensaba acabar con las ficciones sociales?
KING CREOLE 
Sólo había dos maneras: o destruyéndolas o sometiéndolas. Consecuente con este planteamiento, nuestro personaje comprendía que él sólo no podía destruir, en el sentido físico de matar, a los representantes de la ficción social llamada burguesía. Podría matar a uno o dos miembros de dicha tiranía…
LA REAL 
Pero ¿cuál sería el resultado?
LA COPIA
¿Iban a quedar más debilitadas las ficciones sociales?
KING CREOLE 
No, lo malo de las ficciones sociales son las propias ficciones, no los individuos que las representan. Si se admite que nuestro personaje pudiese matar a, digamos, una docena de capitalistas, tarde o temprano estos serían sustituidos. No podía, por tanto, pensar él solo en la destrucción de las ficciones sociales, sea en su totalidad o en alguna de sus partes. La única alternativa que quedaba era sojuzgar a la ficción social. ¡Y eso fue lo que hizo! Razonó primero cuál era la más importante de las ficciones sociales, pensando en atacar en el propio corazón de la estructura; y concluyó que la más importante era la ficción del dinero.
LA REAL 
¿Cómo sojuzgar al dinero?, ¿cómo sojuzgar la fuerza y tiranía del dinero?
KING CREOLE 
¡Liberándose de su influencia, claro!
LA COPIA 
¿Y cómo podía superar la fuerza del dinero?
KING CREOLE 
El procedimiento más sencillo era alejarse de su influencia, apartarse al campo a comer raíces y vivir como un animal. Pero con eso, aunque lograse vencer dicha influencia, no estaba combatiendo una ficción social; sino huyendo de ella. No había más que una alternativa: adquirirlo. Cuanto más dinero adquiriese, tanto más libre se hallaría de su imperio.
LA COPIA 
Fue al ver así las cosas cuando entró en la fase actual de su anarquismo.
KING CREOLE 
Trabajó, luchó incansablemente y ganó dinero, mucho, mucho dinero. Incluso sin reparar en los medios y sirviéndose de cualquier estrategia: el acaparamiento, el sofisma financiero, la competencia desleal.
LA REAL 
¿Y por qué no, después de todo?
KING CREOLE  
El anarquista que se agolpa en las manifestaciones antiglobales, como el terrorista que pone una bomba para atacar una inmoralidad, cree que la destrucción de esa inmoralidad bien vale un crimen. Lo que nuestro banquero sostiene, en su defensa, es que combatió a las ficciones sociales, a una en particular, y la venció. En sus propias palabras, concluye así:  “yo sólo he creado libertad. He liberado a uno; me he liberado a mí; he cumplido mi deber para conmigo y al mismo tiempo para con la libertad. ¿Por qué los otros, mis camaradas, no han hecho lo mismo? Yo no se los he impedido.
LA REAL 
¿Qué más podía hacer?
LA COPIA
¿Obligarlos a seguir el camino correcto?
KING CREOLE 
Entonces les habría arrebatado la libertad, y eso va contra mis principios anarquistas. ¿Ayudarlos? Nunca ayudo, ni he ayudado, a nadie porque eso cercena la libertad ajena
LA REAL 
Ayudar también va contra mis principios.
KING CREOLE 
“Lo que algunos me critican es que lo mío no abarque más que a una sola persona. Pero ¿puede alguien criticarme el haber cumplido con el deber de liberar hasta donde la posibilidad concreta me lo permitía? ¿No sería mejor criticar a esos anarquistas teóricos por no haber cumplido con sus metas? Lo he dicho, lo he repetido y lo he comprobado: los otros son anarquistas teóricos, yo soy teórico y práctico; los otros son anarquistas místicos, yo lo soy científico; en una palabra, ellos son pseudo anarquistas; yo sí soy anarquista”…
LA COPIA 
Y vaya es cierto.
KING CREOLE
Este banquero amigo mío, el único banquero anarquista que conozco…
LA REAL Y LA COPIA 
A decir verdad, el único banquero que conoce.
KING CREOLE  
Ha rebasado la teoría y vive en cuerpo y alma para la praxis anarquista... mientras bebe, claro, una merecidísima copa de champagne.

Entra música de La vie en rose, de Edith Piaf… Sin embargo, se elimina la voz y la letra original, introduciendo en vivo el texto de Blowing in the wind, by Bob Dylan
No Cover, dir. de Marcos Barbosa y producción de Teatro Oficina se estrenó en guimaraes Portugal en julio de 2009.