18/3/13

Opción Múltiple en Perú

En 1999 escribí Opción Múltiple para deshacerme de un grupo de estudiantes  que no me permitían concentrarme en la que –según yo–, sería mi obra más importante hasta entonces. El caso es que la supuesta obra maestra pasó sin pena ni gloria por la escena y ésta que escribí apresuradamente y sin ninguna pretensión, continúa estrenándose 14 años después, sumando hasta el momento tres publicaciones, dos traducciones y casi una veintena de montajes profesionales y amateurs. Ustedes dirán que eso no es gran cosa, pero créanme que para un teatro tan sedentario como el mexicano es todo un suceso. Y bueno, resulta que después de que hace unos meses hizo su última aparición en una sala de Madrid –interpretada exclusivamente por varones–, ahora sube a escena en pleno Miraflores, el mítico barrio que Vargas Llosa puso en el imaginario del mundo.
  Opción múltiple es una comedia sobre los desórdenes de personalidad disosiada (o múltiple) que tanto la literatura como el cine nos han acostumbrado a apreciar desde el thriller y el horror.  Tal vez allí radica su facilidad de aprehensión; ¿quién no se ha descubierto a sí mismo actuando como otra persona, o sintiendo que se le sale su opuesto? ¿cómo no reirnos de nosotros mismos cuando somos una contradicción con patas?
  Sólo me resta agradecer a Miguel Talledo y sus actores este nuevo acercamiento a personajes tan queridos para mí: Diana, Julia, Olga, Petra, Sabueso o el inefable tres en uno de Medardo, y esperar a que, al salir del teatro, el espectador se lleve entres sus ropas un nuevo polizón. 



Opción múltiple, dir. de Miguel Talledo, con Junior Silva, Fiorella Díaz, Masha Chávarri, Andrea Chuiman, Alexa Centurión y Mayra Olivera. Teatro Larco (Lima, Perú), del 26 de marzo al 29 de mayo.