29/5/13

23.344 de Lautaro Vilo

Si bien el título refiere a la ley argentina que regula el consumo del tabaco, yo atisbo una hipótesis más arriesgada que tiene que ver con el tamaño que todos quisiéramos para nuestro pene erecto. Y es que el cigarro constituye –literalmente– una cortina de humo sobre el verdadero tema de esta obra que es el despertar sexual. Como alguien dice en la pieza: “estos fuman, hablan de minas, estamos grandes, estamos bien”. Más allá de los cambios fisiológicos, un rasgo inequívoco del crecimiento es comprar tu primera cajetilla: síntoma de una etapa oral insatisfecha –dirán otros–, lo cierto es que fumar y follar son deseos que nacen tomados de la mano. Ya después vienen todas las censuras y las leyes que quieras.
     Esta es la cuarta obra de Lautaro Vilo que se divulga en México por vía escénica o impresa; antes tuvimos Un acto de comunión (2006), donde él mismo actuaba al perturbador canibal de Rotemburgo (véase revista Tramoya # 87); más tarde ha vuelto con Américan mouse (2010) y Escandinavia (2012), obras en las que continúa recreando su concepto de las teatralidades mínimas, una forma que explora la epopeya desde la austeridad escénica. Interesante y sólida propuesta es ésta que surge de la pluma refinada de Lautaro Vilo, una de las voces emergentes del teatro argentino actual. 

Vilo, Lautaro, 23.344, México, Ed. Paso de Gato (Cuadernos de Dramaturgia internacional # 12), 2010, 32 pp. 

PD. Apenas ahora que subo la reseña me doy cuenta que se está anunciando el estreno de 23.344 en el teatro Santa Catarina de la UNAM, como parte de la temporada de obras ganadoras del XX Festival de Teatro Universitario. La dirección es de Gustavo Beltrán, con egresados del Colegio de Teatro de la FFyL de la UNAM. Ojalá que el autor esté enterado...  ¡Enhorabuena!