18/5/13

Pablo Mandoki, dramaturgo


Mientras más minúsculo se aprecia este volumen, más notoria es la falta que hacía en el catálogo de la dramaturgia nacional: Pablo Mandoki recupera aquí dos de las obras más originales del último cuarto de siglo, portadoras de una poética inclasificable en su momento, y que hoy, a la luz de la nueva Tipología del texto dramático propuesta por Dubatti, podrían inscribirse como precursoras de una dramaturgia de director muy reacia a la fijación textual –en la medida que no responden a las convenciones literarias tradicionales–, pero por demás estimulantes a la hora de desentrañar historias dramáticas que surgen del gesto y sólo eventualmente se convierten en palabra.
  Obras generacionales ambas (como todas aquellas que acompañaron nuestra formación como espectadores) Bailando una pieza sin música (1988) y Reporte metereológico (1997) señalaron una ruta de creación que parecía haberse consumido en la acción efímera de la escena; por eso nos parece notable su reto actual de producir desde el papel las mismas resonancias, o tal vez otras nuevas, en un lector que deberá mantener muy abiertas las antenas.
    Y es que no es poca cosa lo que este volumen propone: en una de las obras, la eterna  historia del deseo; y en la otra, el eterno conflicto de la humanidad. Nada más, pero nada menos. 

Pablo Mandoki, Bailando una pieza sin música/Reporte Metereológico, México, Paso de Gato (Cuadernos de Dramaturgia Mexicana # 47), 2013