2/4/10

Los Justos


Tenían menos de un año de haberse conocido a través de internet –ella todavía menor de edad–, cuando se tomaron esta foto que ha dado la vuelta al mundo: amor e independencia en Daguestán podría rezar el cartel y yo lo compraría. Aunque la historia cambia en un instante: Umalat murió durante un operativo ruso en Kizlia, el último día de 2009, y Dzhennet apenas la semana pasada al inmolarse  en el metro de Moscú con un saldo de hasta el momento 40 muertos.  
     Las fotos son "recordatorios de la muerte e invitaciones al sentimentalismo", dice Marisol Romo interpretando a Susan Sontag (valga la paradoja), y ésta que tenemos enfrente hace justicia al concepto. ¿Héroes o villanos? La respuesta es menos simple, para variar. No hace más de un año que un debate en internet  se recrudeció hasta niveles poco aceptables después que uno de los participantes presentó una foto de significado ambivalente; era la imagen de unos esqueléticos niños judíos en un campo de concentración que, al ser presentada en el contexto de los bombardeos israelíes a Gaza, suscitó toda clase de reacciones. ¿La crítica de aquella imagen hacía suponer que se estaba poniendo en tela de juicio el holocausto, como algunos llegaron a sugerir?; no, lo que hacía cuestionable lo incuestionable era la lectura equívoca que producía en el contexto de los bombardeos. 
      En el caso de Dzhennet y Umalat la foto se publica con intenciones informativas, queremos suponer, pero  resulta imposible no derivar en la interpretación: una imagen tan romántica en el contexto de un atentado suicida producirá un efecto inversamente proporcional al que hubiesen soñado las fuerzas del orden; hay tanto espíritu en esta foto que uno no puede pensar que los chicos estén cien por ciento equivocados.  Si el pie de foto dice, además, que ella forma parte de las Viudas negras un grupo formado por las mujeres de los  guerrilleros caídos en la lucha contra los rusos–, el asunto toma otra dimensión. La pregunta es: ¿pulveriza o refuerza esta imagen la campaña que pretende condenar toda forma de acción terrorista? O dicho de otra manera, ¿estamos aquí haciendo una apología del crimen, como suele vociferar nuestro gobierno tan vigilante de la ley ? Chi lo sa
     Lo único que me queda claro es que esta foto circulando por el mundo conseguirá más adeptos que un millón de panfletos.