6/3/12

Itzcóatl (escena 9)


Plaza ante el palacio del Consejo. Un grupo de macehuales, encabezado por los Conspiradores, aparece al grito de “¡Itzcóatl!” y “¡Guerra al tirano!”. La entrada está vigilada por dos guardias que impiden el paso.

MACEHUAL 2
Encontremos un lugar.
MACEHUAL 3
Llegamos tarde. ¿Desde dónde vamos a ver? (Señala al Conspirador 2) ¡Allí se está trepando uno!
CONSPIRADOR 2
¡Itzcóatl al poder!
MACEHUALES
¡Itzcóatl! ¡Itzcóatl!
CONSPIRADOR 2
¡Ey, abajo! ¡Aquí no cabe nadie más!
MACEHUAL  3
¿Qué está pasando? ¡Queremos ver!
CONSPIRADOR 2
¡No vinimos a ver, sino a que nos escuchen! ¡Guerra al tirano!
MACEHUALES
¡Guerra!
CONSPIRADOR 2
¡No más tlatoanis nombrados por Azcapotzalco!
MACEHUALES
¡Guerra!
CONSPIRADOR 2 
¡Itzcóatl como tlatoani!
MACEHUALES
¡Itzcóatl! ¡Itzcóatl!
MACEHUAL 3 (Al Macehual 2)
¿Es por el que debemos gritar?
MACEHUAL 2
Sí, es de los nuestros; pero no lo repitas.
MACEHUAL 3
¿No lo repito?
MACEHUAL 2
Sólo sigue al resto.
MACEHUAL 3
Pensé que iba a haber más gente.
MACEHUAL 2
No hace falta, si gritas lo suficiente.
MACEHUAL 3
¿Y qué es lo que nos van a dar?
MACEHUAL 2
¡Scht!  (Al Conspirador 2)
¿Qué está pasando?
CONSPIRADOR 2 (Asomándose por encima de una barda)
¡La reunión ya comenzó! ¡Silencio! ¡Acaba de hablar el viejo Quetzalaya!
MACEHUAL 3
¿Qué dijo?
CONSPIRADOR 2:
Dio la bienvenida a la reunión… ¡No les voy a repetir todo lo que digan!... Habló del dolor por Quimalpopoca y las condolencias recibidas.
MACEHUAL 3
¡Pobre! ¡Dicen que no era tan mal rey!
MACEHUAL 2
¿Quieres callarte? ¿Quién lo dice?
CONSPIRADOR 2:
Dijo de las cualidades que debe tener el Tlatoani: “el que habla con Huitzilopochtli”... Y va a señalar al elegido con los votos del consejo...
CONSPIRADOR 1
¡Itzcóatl!
MACEHUALES
¡Itzcóatl! ¡Itzcóatl!
CONSPIRADOR 2 
¡Silencio!... (Expectación) ¡Es Ohtonqui! ¡El hijo del difunto, como se esperaba, ha sido señalado por el gran consejero! ¡La mayoría asiente! Quetzalaya muestra el estandarte que explica su antiguo linaje…
CONSPIRADOR 1 
¿Qué meritos puede tener quien no suelta el huipil de su mamá?
MACEHUAL 2 
¡Itzcóatl!
MACEHUALES
¡Itzcóatl! ¡Itzcóatl!
CONSPIRADOR 2 
¡Aguarden! ¡Tlacaelel interrumpe a Quetzalaya!
MACEHUAL 2 
¿Qué lo interrumpe, dices?
CONSPIRADOR 2 
Algo dice, pero no se entiende. (Busca a alguien cercano, del otro lado de la barda) ¡Ey, tú, tlacuilo, qué está pasando! ¿Por qué están discutiendo? Queremos saber…

Momento de expectación. De los muros del consejo sale un tlacuilo de la corte, el encargado de registrar la reunión, quien habla tras los guardias.

TLACUILO
(A la gente) ¡Silencio, que no dejan trabajar a los consejeros!
CONSPIRADOR 1
¿Qué está pasando?
TLACUILO
El señor Tlacaelel se paró para preguntarle en la cara a Ohtonqui si va a enseñarle a Maxtla el enojo azteca.
MACEHUAL 2
¿Y qué dijo el muchacho?
MACEHUAL 3
Sí, ¿qué dijo?
TLACUILO
¡Fue Quetzalaya el que contestó!
MACEHUAL 2
¿Por qué nunca dejan hablar a Ohtonqui? 
TLACUILO
¡Nadie deja hablar a nadie! ¡Todos están gritando!
CONSPIRADOR 1
¡Guerra al tirano!
MACEHUALES
¡Guerra!...
CONSPIRADOR 1 
¡Guerra a Azcapotzalco!
MACEHUALES
¡Guerra!
CONSPIRADOR 2  (asomándose)
¡Es cierto! ¡Están gritando! ¡Agitan las manos! ¡Quetzalaya dice algo, como si acusara a Itzcóatl, quien se levanta y niega con la cabeza! ¡Viene para acá!
MACEHUAL 2
¿Quién viene?

Itzcóatl  aparece por la azotea del palacio. Silencio. El tlacuilo vuelve a desaparecer.

MACEHUAL 3
¡Ese es Itzcóatl?

Su compañero asiente, callándolo.

ITZCÓATL
¡Ciudadanos, estamos tan preocupados como ustedes! ¡Por eso, y por la gravedad de las cosas que se discuten, el Supremo Consejo me ha pedido que los convenza de volver a sus casas!
CONSPIRADOR 1 
¡No queremos a Ohtonqui!
CONSPIRADOR 2 
¡Queremos a Itzcóatl!
MACEHUALES
¡Itzcóatl! ¡Itzcóatl!
ITZCÓATL
Aprecio esas muestras de afecto que me comprometen con ustedes, pero ¿de dónde ha surgido tal inquietud? Los pongo de testigos que no he manifestado el deseo de gobernar; me considero tan pobre de talento y con tan grandes y numerosos defectos que más valdría abstenerme de fracasar. ¡Si algo puedo ofrecerles es mi mano firme! ¡Exijo como ustedes castigar a los culpables del mal en el que estamos sumidos!... 
MACEHUAL 2
¡Guerra al tirano!
MACEHUALES
¡Guerra!
ITZCÓATL
¡Pero por favor! ¡No me comprometan más! Prometí al Consejo que los dispersaría con mis guerreros. No me obliguen a hacer lo que no deseo.  Les permitirán seguir aquí siempre y cuando no hagan ruido.
MACEHUAL 2
¡Viva Itzcóatl!
MACEHUALES
¡Viva!
CONSPIRADOR 2
¡Te saludamos, Itzcóatl!

Itzcóatl agradece y entra nuevamente. Nadie sabe qué hacer.

MACEHUAL 3
¿Y entonces, nos vamos?
MACEHUAL 2
Tenemos que esperar a ver qué pasa.
MACEHUAL 3
Pero si nos van a dar algo, ¿verdad?
CONSPIRADOR 1 
¿Qué está pasando allá adentro?
CONSPIRADOR 2 
Siguen las discusiones. ¡Tlacaelel ha pedido escuchar el clamor del pueblo, y señala a Itzcóatl!
MACEHUAL 2
¡¿Lo dijo ya? ¿Y qué cara ponen los demás?
CONSPIRADOR 2 
Quetzalaya hace una mueca y cruza su mirada con Othonqui, que no dice nada.
CONSPIRADOR 1
¿Qué cara puso el joven Moctezuma?
MACEHUAL 4
¿Y cuál, nuestro general?
CONSPIRADOR 2 
Apuesto lo que quieran que nadie podría descifrar sus expresiones.  Nadie quiere evidenciar lo que están pensando.
CONSPIRADOR 1
¿Qué más ocurre? ¿Se han quedado todos mudos?
CONSPIRADOR 2:
¡No se entiende! ¡Ey, tlacuilo (al otro lado) ¡Dinos qué pasa!

Silencio. El tlacuilo vuelve a salir, rápido.

TLACUILO
¡Déjenme trabajar!
CONSPIRADOR 1
¿Pero qué están diciendo?
TLACUILO
Quetzalaya cuestionó el linaje de Itzcóatl, pero Tlacaelel ya tenía lista la respuesta:
MACEHUAL 3
¿Qué dijo?
CONSPIRADOR 2 
¿Qué va a decir? Que por su padre desciende de los toltecas, y que con su actual esposa recuperará la estirpe de los tlatelolcas.
MACEHUAL 2
¿Pero qué dijeron de su madre?
TLACUILO
¿De su madre?, nada.
CONSPIRADOR  2
Los esclavos no tienen nombre en el supremo consejo.
CONSPIRADOR 1 
Pues con permiso o sin él: ¡Viva Itzcóatl!
MACEHUALES
¡Viva!
CONSPIRADOR 2 
¡Silencio! ¡Moctezuma ha pedido la palabra!
MACEHUAL 3
¿A favor de quién?
CONSPIRADOR 2 
Moctezuma mira a los dos candidatos y se dirige a su primo Othonqui.
TLACUILO
¡Tengo que oír!

Vuelve a desaparecer.

CONSPIRADOR 2  
Moctezuma parece decir palabras de aliento a su sobrino, ¡pero al que señala es…, a su tío!
MACEHUAL 3
¿A Itzcóatl?
CONSPIRADOR 2 
¡Macuetzin no lo deja terminar! La madre se levanta y grita como desesperada.
MACEHUAL 3
¡Eso sí quisiera verlo!
CONSPIRADOR 2 
Quetzalaya trata de calmarla, pero ya no hay manera; se ha perdido el orden en la junta. ¡Macuetzin maldice a Itzcóatl!
CONSPIRADOR 1 
¡No me sorprende!
CONSPIRADOR 2
En medio de un llanto desaforado, la viuda de Quimalpopoca está saliendo.

En ese momento sale del salón Macuetzin y atraviesa la plaza, haciendo a un lado a los guardias y a los macehuales.

MACUETZIN
¡A un lado, muertos de hambre!
Tras ella aparece Ohtonqui, quien la sigue.

OHTONQUI
¡Mamá!
MACUETZIN
¡Vámonos pronto! ¡No quiero pisar un día más las lozas de esta ciudad!.
Ambos salen.
MACEHUAL 3
¡Se fueron!
CONSPIRADOR 2 
¡Y adentro también terminan!
MACEHUAL 2
¿Qué está pasando?
CONSPIRADOR 2 
Los consejeros inclinan la rodilla ante Itzcóatl. Quetzalaya muy circunspecto le entrega la diadema de turquesa propia de los grandes tlatoanis. ¡Ya tenemos nuevo rey!
CONSPIRADOR 1
¡Viva el rey Itzcóatl!
MACEHUALES
¡Viva!
CONSPIRADOR 2 
¡Vamos a correr la voz! ¡Que la gente salga a celebrar! ¡Por las tres calzadas, vamos!
MACEHUAL 2
¡Vamos!
MACEHUAL 3
¿Y quién nos va a pagar?
MACEHUAL 2
¡Después! ¡Vamos!

Los macehuales se dispersan por distintas salidas.