5/10/11

Memoria de Emociones (1)


MEMORIA DE EMOCIONES
Teatro mexicano de los Ochentas



Copyleft



NOTA EDITORIAL

A mediados de 1991 Alberto Celarié, director de la revista Correo Escénico (para quienes no la conocieron, algo así como la Paso de Gato de aquella epoca), nos encomendó a Geovanni Galeas y a mí preparar una serie de crónicas sobre teatro que serían profusamente ilustradas por el fotógrafo Fernando Moguel. Bancomer estaba muy interesado en regalar a fines de año un libro de arte a sus mejores clientes, así que el contenido del libro, originalmente llamado Alturas del Teatro en México, debía ser festivo, glorificar el arte escénico y contagiar a los lectores el gusto por el teatro a partir de sus espectaculares imágenes. Por todo eso el plan de obra consistió en dejar hablar a los artistas y construir la crónica a la manera de un collage testimonial y de fotos; se trataba de fijar las primeras impresiones de una década rica en montajes memorables y visualizar el rumbo que tomaría el teatro en los siguientes años, los últimos del siglo.
      Pero como ocurre tantas veces, del plato a la boca se cayó la sopa y, pese a que el libro fue concluido en un tiempo récord, el banco desistió de la empresa sin siquiera revisar el material, lo que nos dejó a todos sumamente frustrados. Durante algún tiempo Celarié intentó proponerlo a otras editoriales e instituciones, pero el volumen resultaba demasiado costoso por su diseño editorial, así que el trabajo se fue al cajón y todos nos obligamos a dar vuelta a la página.
     A 20 años de distancia es muy probable que nuestra mirada haya cambiado, pero algo en los artículos resulta contagioso; ese tono entusiasta con el que hablamos del teatro que nos tocó presenciar, esa generosidad con la que los artistas se refieren al trabajo de sus colegas, me parece que resultan un ejercicio elocuente de pasión y reconocimiento a aquellos montajes que nos educaron. Fue una década prodigiosa, hay que decirlo, y tanto para los que la vivieron como para los que no, una década digna de atesorar en nuestra memoria de emociones.
      No es posible reproducir la totalidad de los capítulos, ni el centenar de imágenes que contenía la publicación original, pero espero que unas cuantas fotos y el puñado de apartados encargados a este joven cronista de aquel entonces logren transmitir la efervescencia de esos años fundamentales para nuestro teatro. Por la posibilidad de hacer público este material inédito agradezco a los editores Alberto Celarié y Myriam Iglesias, viejos cómplices de la documentación escénica. 


INDICE

1. ESCRIBIR SOBRE EL AGUA, EDIFICAR EN EL VIENTO
Prólogo
2. MEMORIA DE EMOCIONES
Las puestas en Escena
3. DE LA PERIFERIA AL CENTRO DE LA ESCENA
Los directores
4. LA RECONQUISTA DE LA IDEA
Los dramaturgos
5. POETAS DEL ESCENARIO
Los actores
6. CASTILLOS EN EL AIRE
Los escenógrafos
7. LOS CAMINOS DIVERSOS
Corrientes teatrales
8. ESPEJISMOS Y REALIDADES
Infraestructura y producción teatral
9. DE LA CLANDESTINIDAD  COMO RECURSO
Espacios alternativos
10. GENEROSA CANTERA DE TALENTOS
La República del Teatro
11. TRANSITO INTERNACIONAL
Festivales y Muestras
12. LOS NOVENTAS
Epílogo