18/9/12

Acera derecha (Manifiesto II, 1996)



de Rodrigo García 

Esto es teatro porque no queda más remedio
Los Cretinos de Velázquez hablan (segunda vez) sin saber y ahora para los adolescentes de nuestro país: ¡Arriba España!
Te haces la tonta, pero lo sabías: todos quieren sudar sobre ti.
Crear teatro es lo opuesto a vender teatro (Spain)
Si nadie compra lo que fabricas, no pagas el gas.
Luego es imposible que el teatro sea un lugar propicio para la creación.
¡Arriba España!
Los que programan teatro son Chicos / as del Siglo de Oro (Golden Age Theater Boys).
Abusar sexualmente de los que desean saber es intolerable.
El arte es cuestión de conceptos, la ejecución (virtuosismo) es cosa de artesanos.
Desconfía de los tipos que se echan perfume.
No se puede enseñar a escribir a nadie, te está mintiendo.
Si te alentaran a buscar dentro de ti, ellos pasarían a segundo término, quedarían con el culo al aire y no conseguirían el apareamiento (Darwin).
Crear, es moverse durante una buena parte del día por un espacio oscuro y sin tiempo, con sus consecuencias.
Dejar hacer y estar atento debería ser la premisa de la enseñanza, acompañada de suficiente información no dirigida o contradictoria, apta para el debate.
Las generaciones que te preceden no están a tu altura.
La “experiencia” es perniciosa en el 90 por ciento de los casos: sino mira la cartelera.
Tu profesor de dirección da clases porque ningún teatro cree en él y no lo contratan.
Tus profesores de dramaturgia dan clases porque siempre han sentido terror a escribir.
La creación tiene que ver con el espíritu, la invención con tele pizza.
Contrariamente a lo que difunden los medios, la práctica del boxeo es la más completa para el cuerpo y la mente.
Limpia tus libros de manchas de babas, sudores ajenos, frustraciones y demás porquerías (de otros, se entiende).
En una época ecléctica por excelencia lo aconsejable es tener conceptos siempre definiéndose (que no definidos), salir cada tanto a la calle y volver al trabajo y seguir haciendo.
Que los adolescentes ignoren la historia del pensamiento y se dediquen con exclusividad a la televisión o a “navegar” por la información (Fast - Knowledge) es algo que el Estado debe subsanar de inmediato (exigimos una partida presupuestaria).
Mientras llega la ambulancia, repite conmigo: “yo no soy un Big Mac”.
Detrás siempre hay otro que la chupa mejor que tu.
Reclamar herencias es subestimarse y mostrar abiertamente el cansancio.
No levantarse por la sal es bajeza sancionable.
Los que programan teatro y lo sueltan al pueblo tienen una visión microscópica del teatro.
Los compradores de espectáculos son personas desinformadas por culpa de una insignificante ambición política que les ciega, que les “quita tiempo”.
Tu vas a crear lo que ellos van a pagar y te parecerá correcto.
Hasta los transgresores tienen un objetivo de marketing.
El deseo de bienestar nunca incidió de una manera tan salvaje en la creación.
Rentabilizar -en eso están de acuerdo gobierno y oposición- significa educar rápidamente.
La educación que más rápidamente se asimila es vana y primitiva y de allí siempre hay alguien que saca provecho.
Por eso te sabes las canciones de memoria, pendejo
En Madrid, que es donde vivo -Mari Bárbola- no hay ningún festival que acerque a creadores y público la realidad escénica contemporánea internacional.
En España el público que va al teatro no debería ser, nunca más, brutalmente desinformado.
El CNNTE ha pasado de ser un centro de producción de nuevos lenguajes escénicos de ámbito nacional, a ser la sala pobre del Teatro María Guerrero.
Apadrinar autores contemporáneos, por el mero hecho de serlo, en lugar de cuestionar su obra, es de un patriotismo retrógrado.
Mediante Encuentros de Autores Contemporáneos se pagan bocadillos de lujo: los chicos comen como reyes una noche al año, pero siguen cagando la misma mierda de siempre.
Estamos hartos de diestros que dan bajonazos en nombre del bienestar.
El Estado Español no invierte una peseta en difundir nuevos lenguajes escénicos porque no son rentables políticamente (vistosillos).
Nuevos lenguajes es el término con que designamos -torpemente, pero algo es algo, las expresiones que mejor corresponden a una época y que los burócratas tratan de evitar.
Los burócratas siempre están reunidos, pero ¿con quién? (nos referimos a los resultados).
Los adelantados a su época son un invento de los conservadores.
Los adelantados a su época se sienten orgullosos del mote, mientras que los conservadores compran chaletes y descendencia.
La tele, como legado cultural, es algo siniestro.
Los hijos son la alegría de la vida, dices, mientras les pegas de lo lindo hasta que son mayores de edad: vence el 11/9/2014.
Todos asistimos a los acontecimientos por obligación.
Considerar el teatro como un evento anacrónico debería ser el incentivo para ponerse otro artista a trabajar, no para destruir la obra ajena.
¿Es posible ser una mayorista de la estética? (A los distribuidores)
Los artistas del teatro trabajan al dictado de los programadores.
Los programadores trabajan al dictado de bajos cargos políticos.
Los bajos cargos políticos dicen que trabajan al dictado del pueblo, que risa, macho.
La distribución de montajes teatrales en España es intolerante y sobre todo, avara.
Greed (1925) es una película que aprovechamos para recomendar a quienes no la han visto.
Ketchup, mostaza y aros de cebolla, todo revuelto: es el “estilo ranchero”.
Adolescentes de España: las generaciones que les preceden no están a la altura de ustedes.

Tomado de: Muestra de Teatro Español de autores Contemporáneos, 1996: www.muestrateatro.com